Píldora: Trabajo. Una historia de cómo empleamos el tiempo

«Lee explicó cómo los ju/'hoansis le habían convencido de que la vida en un estado de naturaleza no es necesariamente desagradable, brutal y corta».

 

«Dieciocho meses después de llegar al Kalahari, Lee reunió sus cuadernos de notas, embaló el campamento y regresó a EEUU. [...] Lee explicó cómo los ju/'hoansis le habían convencido de que la vida en un estado de naturaleza no es necesariamente desagradable, brutal y corta».


«Lee contó a su audiencia que a pesar de que llevó a cabo su investigación durante una grave sequía, [...] los ju/’hoansis no necesitaron ayuda externa y se mantuvieron fácilmente ellos solos con la caza y alimentos silvestres».


«Lo más notable era que los ju/’hoansis eran capaces de conseguir toda la comida que necesitaban con un “esfuerzo modesto”; tan modesto que, de hecho, tenían mucho más “tiempo libre” que la gente con un trabajo a jornada completa en el mundo industrializado».


«Tras constatar que los niños y los ancianos eran mantenidos por los demás, calculó que los adultos económicamente activos dedicaban de media poco más de diecisiete horas semanales a la búsqueda de comida, además de otras veinte horas adicionales a la semana a otras tareas». [...]


«Esto era menos de la mitad del tiempo que los estadounidenses dedicaban a trabajar, a ir al trabajo y a las tareas domésticas». [...]


«Los cazadores-recolectores, concluyó, tenían mucho más tiempo libre que los demás principalmente porque no estaban abrumados por una gran cantidad de deseos agobiantes, más allá de la satisfacción de sus necesidades materiales inmediatas» [...] (Suzman, 2020, p.140).